Para que yo me llame...
para que mi ser pese sobre el suelo
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo. 
(A. González)


Soy el producto de un montón de personas, situaciones, circunstancias, coincidencias… No estaría aquí si mi biografía fuese distinta, sin haber tenido el impulso, el deseo y la necesidad de ser terapeuta.
Llego a la Gestalt como resultado de una búsqueda personal y, a la par, encuentro una forma de trabajar que me hace sentir que he llegado al lugar adecuado que me permite evolucionar internamente y acompañar al otro en su caminar.

Cecilia Chenlo